Revista Look

Belleza

Trucos para aplicar el rubor

Tipo de cara, color de tez, nivel de sequedad o grasitud… todos son factores que influyen a la hora de elegir un colorete. Qué recomiendan los especialistas.

El colorete da contorno a la cara y un suave brillo a la piel, además de borrar las huellas del cansancio. Crédito: Andrea Warnecke/dpa

María Antonieta fue una auténtica it girl de su tiempo. La esposa del rey Luis XVI de Francia no sólo estableció tendencias en la moda, sino que también hizo que el uso del colorete para dar tono a las mejillas se popularizara en el siglo XVIII. El color rojo marcaba un fuerte contraste con el blanco con el que las mujeres maquillaban la piel conforme a la moda de aquella época.

Hoy en día, aquellas que siguen la moda prefieren dar un tono a la piel totalmente natural. Al mismo tiempo, sin embargo, muchas no quieren renunciar al rubor. “Casi el 40% de las mujeres usa regularmente el colorete”, dice Martin Ruppmann, gerente de la Asociación Alemana de la Industria Cosmética, citando el resultado de una encuesta del instituto demoscópico TNS Infratest. “Alrededor de un tercio recurre a este producto cosmético cuando sale a divertirse o cuando tiene una cita”, agrega.

En las colecciones de maquillaje para el presente invierno, el rubor ocupa un lugar muy importante entre los productos de casi todos los fabricantes. Es muy interesante, sobre todo, constatar que este producto ha llegado a ser muy refinado. Está compuesto por varios colores cuidadosamente armonizados.

Estos productos multitalento pueden mucho más que sólo dar un suave toque rojo a las mejillas: dan contorno a la cara, un suave brillo a la piel y borran las huellas del cansancio. Además, es ideal para hacer pequeñas correcciones en la forma del rostro.

El maquillador berlinés Peter Arnheim menciona algunas reglas básicas: “Lo oscuro esconde, lo claro resalta”, explica. “Esto quiere decir que yo uso un colorete oscuro para maquillar aquellas partes de la cara que quiero ocultar y otro más claro para aquellas partes que quiero resaltar”.

Para cada forma de la cara existen trucos. “Si la cara es ovalada, se puede aplicar el rubor diagonalmente hacia la parte de arriba de los pómulos, en una línea imaginaria que va de la comisura de la boca a la oreja”, explica la maquilladora Iris Langen, de Hamburgo, al tiempo que señala: “La cara adquiere así un bonito aspecto delgado”.

La experta agrega que “en esta forma de la cara también se ven bien las mejillas rosadas”. La maquilladora aplica un poco de colorete en el centro de la mejilla “para que una cara demasiado ovalada se vea un poco más redonda y tenga un look fresco”.

En el caso de las caras redondas, para dar un aspecto más plano debe aplicarse levemente debajo de los pómulos. Cuando la cara es angulosa, va en la parte lateral del pómulo y se extiende hacia abajo, para que no resalte tanto la barbilla pronunciada.

Sin embargo, para hacer milagros con el rubor no sólo hay muchos trucos de maquillaje, sino también productos muy diferentes: los más conocidos son, sin duda, el colorete en polvo y el colorete en crema. El polvo puede ser suelto o compacto. “Los pinceles grandes que en la punta tienen una forma redonda o de cúpula son los más apropiados para aplicarlo”, explica Iris Langen. Con estos pinceles el ruboren polvo “se puede distribuir muy uniformemente”, agrega la experta.

También hay una herramienta especial para el colorete en crema. “El término técnico es stippling brush (brocha punteada)”, dice Langen, al tiempo que añade: “Con estas brochas el colorete en crema se puede untar muy bien en la piel”. Por supuesto que este tipo de rubor también se puede aplicar con los dedos. Lo mismo vale para los blush sticks, es decir, el colorete en forma de lápiz. Estos productos son útiles para renovar de vez en cuando el maquillaje.

“Por cierto que los cremosos son ideales cuando la mujer no usa una base de maquillaje, porque el problema puede ser que la base se corra cuando se aplica este tipo de colorete“, dice Peter Arnheim.

A las mujeres que tienen la piel seca les gusta especialmente usar el rubor en crema porque contiene factores de hidratación. En cambio, su versión en polvo puede servir para dar un tono mate a una piel grasosa.

La elección del tono del colorete depende sobe todo del tipo de tez. “Para las mujeres de tez clara y pelo rubio los tonos ideales son el rosa, el apricot, el altrosa o el melocotón”, dice Iris Langen. “Para los tipos más morenos, el tono puede ser más fuerte: coral, terracota, marrón rojizo o fucsia”, finaliza la maquilladora.

FUENTE: dpa

Un pensamiento en “Trucos para aplicar el rubor

  1. TENGO UNA BODA EN OCTUBRE, Y TENGO 81 AÑOS SIEMPRE FUI COQUETA Y ME MAQUILLÉ, AÚN HOY EN DÍA SI VOY A CUALQUIER LADO FUERA DE CASA ME MAQUILLO. ME PUEDEN AYUDAR CON LO DE LA BODA. TENGO OJOS CHICOS, LABIOS FINOS, CARA OVAL,
    ME PARECIÓ MAGNÍFICO TODO LO QUE HE LEÍDO, MUCHAS GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *