Revista Look

Celebrities

“Embarazada, estar elegante es misión imposible”

A pocos días de ser mamá, la actriz Sabrina Garciarena se queja de la ropa maternal y confiesa que con su pareja, el periodista Germán Paoloski, se asesoran mutuamente sobre moda.

Sabrina Garciarena, mostrando su panza este verano. Crédito: Twitter de la actriz.

El embarazo y tu inminente maternidad, ¿cambió algo de tu estilo?

– No. Como la ropa de embarazada no me gusta, usé lo de siempre, pero con talles más grandes. Después del sexto mes, justo me agarró el verano así que recurrí a pleno a los shorts. Ahora estoy por parir y ¡uso lo que me entra! Embarazada, estar elegante es misión imposible.

-¿Afloró tu costado materno consumista?

– ¡Sí! Fui a un local de Chicco y compré una mochila porta bebé que me encanta. Sé que va a ser mi accesorio de cabecera porque pienso llevar a mi hijo conmigo a todos lados. También compré una pila de juguetes. Como ahí me explicaron bien qué conviene para cada edad, ¡compré de todo!

– La opinión de tu pareja (el periodista Germán Paoloski), ¿modifica tu vestuario?

– Si me dice que algo me queda mal, me lo saco. Está bueno que él opine y viceversa. Nos escuchamos bastante. Él me consulta sobre qué le sienta bien y qué no, y yo también.

– ¿Un pago o cuotas?

– Un pago. Igual no soy de gastar plata en cosas que no lo valen. Compro más cuando tengo la posibilidad de viajar al exterior, ahí la ecuación precio/calidad me cierra. En la Argentina, la ropa buena es muy cara.

– ¿Cómo es tu look para un día de lluvia?

– Botas altas (tengo bastantes) y pilotos largos. Tengo un piloto que me compré en Italia al que adoro; creo que voy a ser vieja y lo voy a seguir usando.

– Este invierno se vienen los vestidos de lana. ¿Cómo te ves?

– ¿Se van a usar? Qué bueno, tengo un par que me encantan. Son cómodos y con medias y unas buenas botas, permiten estar abrigada y bien.

– ¿Sos de mirar en la calle qué usan las demás?

– Sí. Las mujeres nos miramos mucho entre nosotras. Yo observo y de las demás tomo lo que me sirve, lo que se adapta a mi cuerpo. Tuve la suerte de viajar a Nueva York y ahí la calle es fascinante, dan ganas de sacarle una foto a cada mujer porque tienen un estilo increíble.

– ¿Cambiás lo que te regalan?

– Casi nunca porque me parece que los regalos te los hacen pensando en vos… pero la verdad es que prefiero que no me regalen ropa, me gusta elegirla a mí.

– ¿Qué accesorio es tu debilidad?

– Una cadenita de un angelito que tengo hace años. En la nuca me tatué el mismo dibujo.

– ¿Qué no te va?

– El uso excesivo de aros inmensos.

– ¿Sos de las que no pisan la calle sin maquillaje?

– Todo lo contrario. Me maquillo solo de vez en cuando.

– ¿Cómo es tu relación con las cremas?

– Me las pongo cuando siento la piel seca, sin rutinas. Hoy, por ejemplo, tenía la cara hinchada y me apliqué un agua termal que dejo en la heladera. Voy improvisando. Lo que sí hago mucho es hidratar la panza y las piernas.

– Cuando vas a la peluquería, ¿qué te hacés?

– Me peino, me hago las manos y pido que me apliquen un baño de crema. Y cada dos meses voy para que me pongan una ampolla.

– ¿Un consejo para vestirse con panza?

– Usar una faja flojita. Sostiene la panza y la ropa queda mejor.

– Post parto, ¿vas a cuidarte con los escotes?

– No. Nunca me puse mega escotes pero sí hice campañas de ropa interior y pienso seguir haciéndolas algunos años más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *