Revista Look

Turismo

Este domingo “desvestirán” al Lobo Marino del MAR

La artista plástica Marta Minujín, autora de la obra, será la encargada de quitar los envoltorios de alfajores que recubren el monumento marplatense, con la ayuda del público. Cada participante recibirá uno para canjearlo por una unidad en los locales Havanna.

Lobo Marino de alfajores, en la entrada del MAR.

El Lobo Marino de Alfajores se transforma. La obra de Marta Minujín, cita obligada de los turistas en las últimas temporadas en Mar del Plata y ubicada frente al Museo de Arte Contemporáneo (MAR), entrará en su segunda etapa el próximo 31 de agosto, cuando luego de su desarme se entreguen al público 40 mil alfajores Havanna que lo recubren.

Semanas más tarde, el Lobo Marino volverá a ser recubierto, esta vez con alfajores de aluminio, eternizándose para siempre gracias al pedido de los miles de marplatenses y turistas que durante las vacaciones hicieron propio este monumento, convirtiéndolo en un objeto de culto. Luego, en el mes de septiembre, la obra será donada al Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires.

Según la artista plástica, la gratificación para el público no es sólo gastronómica. “Se enmarca en un proceso más amplio. Los visitantes se apropian de la obra como en una utopía colectiva; centenares de personas desarmándolo al mismo tiempo. Un exterior de las fantasías y ensoñaciones de los visitantes de Mar del Plata”, resaltó Minujín.

Durante el desarme del Lobo, el público que acceda al predio recibirá un envoltorio de los que recubren la obra, para luego canjearlos por Alfajores Havanna en su formato “mini” en cualquier local de la compañía del país y el exterior.

Para el proceso de transformación de la obra, Marta Minujin volverá a contar con la participación activa del público, que para la artista constituye una parte indispensable de su labor.

“Estos monumentos/mito constituyen el símbolo de un lugar. Al modificar la condición física de su textura, desarmándolo y rearmándolo con la participación de la gente, se lo altera, transformando el sentido de la obra en ideales populares”, sostiene la artista plástica.

El Lobo Marino de Alfajores fue inaugurado el 28 de diciembre de 2013, gracias a la participación activa de Marta Minujin y a la donación que Havanna le hizo al flamante Museo de Arte Contemporáneo (MAR). Luego de su presentación, esta “instalación comestible” con miles de envoltorios de alfajores pasó a convertirse en el nuevo ícono de la ciudad balnearia y parada obligada para las fotos de los turistas.

29 de agosto de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *