Revista Look

Sociedad

Cómo preparar el “mate ideal”

El ritual del mate está arraigado en los argentinos. Por eso, te ofrecemos algunos consejos para deleitar a tus amigos con una infusión perfecta!

Cómo preparar el "mate ideal".

Estos son algunos consejos para deleitar a tus amigos con el mejor mate!

El agua ideal para preparar el mate

Realizar un buen mate no es tan fácil como muchos suponen. Es parte de un ritual y, como tal, todos los pasos deben ser respetados para poder finalmente disfrutar de un placentero, espumoso y delicioso mate.

El agua debe ser de canilla o filtrada (mejor esta última) para sacarle el exceso de cloro. No es recomendable el agua mineral porque suele tener muchas sales que a veces pueden dar notas saladas o metálicas. Si es de pozo, mucho mejor: el mate saldrá riquísimo.

La temperatura es aún más importante. No debe superar los 85 grados. Si dejamos hervir el agua, aumentará mucho su poder de solubilizar y se llevará todo el sabor en el primer mate. Entonces el resto van a ser lavados. Si está muy tibia, el agua no llegará a extraer todo el material soluble y saldrán mates no tan intensos ni sabrosos.

No sirve hervir el agua y agregarle agua fría después, porque el aire en dilución se escapa en el hervor y no se vuelve a incorporar con el chorro de agua fría.

Cómo elegir un mate

A la hora de elegir un mate se recomiendan los de calabaza o madera por ser materiales porosos que van adquiriendo, con el uso, el sabor de la yerba que se utiliza: se va poniendo más “rico” cuanto más usado está.

Siempre se sugiere tener un mate curado para el mate amargo y otro para el dulce y que no sean intercambiados, porque el material se va impregnando del sabor de cada tipo de mate.

Lo mismo aplica para el caso de las yerbas saborizadas y con hierbas. En este caso, se debe usar un mate térmico o de vidrio y preferentemente forrados en cuero ya que son muy buenos para conservar el calor y son muy fáciles de limpiar. De este modo, no queda el sabor impregnado como en los otros casos.

Para tereré se sugiere un vaso de vidrio o matecito de vidrio, que da más sensación de frescura.

Cómo elegir la bombilla

La bombilla debe ser cómoda de usar, fácil de limpiar y fuerte en su estructura para que sirva para poder hacer todas las maniobras necesarias dentro del mate. Las mas útiles son las de paletilla ancha ya que sirven para vaciar el mate, para “bostearlo”, para arreglarle la cara y para darlo vuelta. También la “lira”, bombilla que tiene un filtro en forma de lira que es muy útil para lavar porque tiene un resorte que al soltarlo deja el filtro al descubierto. No se recomiendan las bombillas articuladas que se desarman para lavar porque se terminan rompiendo o dejan pasar, con el tiempo, partículas de yerba.

Los mejores materiales son la plata y la alpaca, porque se comportan mejor con la temperatura. Y la mejor es la de oro, o con boquilla de oro, porque este material es bactericida. Pero suelen ser tan caras que es más fácil conseguir el modelo de alpaca con pico de oro.

Cómo limpiar mate y bombilla

La limpieza del mate no tiene muchos secretos. Una vez que se lo dejó de usar se lo enjuaga bien con agua (jamás detergente o jabón) y se lo deja secar boca abajo sobre un repasador o papel de cocina. Y una vez escurrido boca arriba al aire para que se oree.

Nunca se debe dejar el mate con agua o muy húmedo o con restos de yerba si no se va a usar, pronto porque toma gusto a fermentación o a encierro y moho.

En tanto, la bombilla se puede limpiar con varios métodos:

Con cepillo: En el mercado existen cepillitos de cerdas cónicos que limpian el interior de la bombilla.
Con calor: Se expone la bombilla al fuego de la hornalla y se carboniza el sedimento adherido, que luego se va desprendiendo con pequeños golpecitos sobre la mesada. Luego se enjuaga para eliminar todo el residuo.
Con bicarbonato de sodio: Se prepara una solución de bicarbonato en agua y se deja hervir con la bombilla sumergida en esta. Luego de unos minutos de hervor, se enjuaga muchas veces para eliminar el sarro desprendido y sacar el sabor de la sal.

Fuente: Yerba Mate CBSé – Establecimiento Santa Ana S.A. Para más información ingresar a www.cbse.com.ar

18 de noviembre de 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *