Revista Look

Entrevistas

¡Agarrate que vuelve Julio!

Por funciones agotadas, Agarrate Catalina repite la semana que viene la obra Un día de Julio en el Gran Rex. Murga, rock y tango conjugados para ofrecer lo mejor del arte uruguayo.

Agarrate Catalina vuelve al Gran Rex con "Un día de Julio" el próximo 3 de diciembre. FOTO: Rodrigo López.

Un Gran Rex colmado fue el marco en el que Agarrate Catalina presentó el pasado 1 de octubre Un día de Julio, su nuevo show que, a diferencia de los anteriores que montó en el país, sobrepasa los límites del espectáculo meramente musical para ofrecer una historia de angustias, pero también, de esperanza. Y la excelente respuesta del público los llevó a fijar una nueva función para el 3 de diciembre, a las 21, en el mismo teatro.

“Un día de Julio es la historia de un señor que vive encerrado en su casa. Se llama Julio, tiene 48 años, vive con su madre anciana en un caserón venido a menos y nunca salió al mundo exterior porque le resulta inhabitable. Es un genio superdotado mentalmente pero, a la vez, es un ser muy inmaduro y fantasioso. Tiene varias teorías ridículas con las cuales pretende cambiar el sistema. Pero un día del mes de julio, casualmente, ocurre un suceso fortuito que cambiará su vida y la de su entorno para siempre”, contó a LOOK Tabaré Cardozo, uno de los creadores de la murga -junto a su hermano Yamandú- y que, en esta ocasión, se encarga de la dirección escénica, los arreglos musicales y es co-autor de la obra.

Así, Agarrate Catalina vuelve a presentarse en Buenos Aires con este espectáculo, que busca que los habitués de los shows de murga uruguaya se sorprendan gracias al nuevo formato. En ese sentido, Tabaré explicó: “Al igual que en los anteriores espectáculos de Agarrate Catalina, se trata de un show murguero. Un coro polifónico acompañado por la clásica batería de bombo, platillo y redoblante. Humor, crítica social, poesía arrabalera y el infaltable dejo de melancolía final en la retirada. Sin embargo, tiene algunas particularidades que lo hacen especial. Por ejemplo, la duración de este espectáculo es de dos horas, un poco más del doble que una función estándar de murga. Se trata de un cuento con dos personajes como protagonistas definidos (Julio y su madre) y un planteo, un desarrollo, un arco dramático, un desenlace y un epílogo. Otra singularidad es la utilización de lenguaje audiovisual para complementar la narración”.

La amalgama de criterios estéticos y musicales de cada uno de los integrantes de la murga le da un contenido muy especial a la obra, a la que se suman el tango y el rock, principalmente por la influencia del propio Tabaré, quien el año pasado, con la edición de su disco solista Malandra, se “jugó” por lo que llamó “rock murguero” con los miembros de Agarrate… colaborando en los coros.

Agarrate Catalina es una de las murgas más premiadas del carnaval uruguayo, fiesta popular de carácter nacional que se realiza todos los años entre mediados de enero y finales de febrero, y que combina festividades tanto de origen europeo como africano. Conviviendo con la vida normal de la ciudad, es la mayor fiesta de comunicación horizontal a través del arte que conoce Uruguay. Desde hace más de cien años, los locales han encontrado la manera de denunciarse, analizarse, señalarse y reconocerse en el cristal pulido del humor popular, tal y como rezan los orígenes de esta fiesta pagana, allá por el Medioevo. Desde hace más de un siglo compañías artísticas amateurs, las verdaderas “óperas barriales”, combinan dramaturgia, actuación, danza, canción, percusión, maquillaje, vestuario y caricaturas corrosivas en una de las expresiones criollas más representativas del folclore vivo y ciudadano uruguayo.

Tras su presentación en Buenos Aires el próximo 3 de diciembre, la murga continuará llevando sus distintos espectáculos por el resto de la Argentina y el mundo. “Tenemos varios shows con Un día de Julio y con Malandra, que son canciones de murga rock. Vamos a estar en Cosquín Rock con los dos espectáculos. Además de las giras por el interior y el exterior”, comentó Tabaré.

– ¿Qué le dirían al público que no vio la obra para que se acerque el 3 de diciembre, y al que sí la vio para que vuelva?

– Si no la viste, preguntale a algún amigo o amiga que haya ido si iría de nuevo. Si te dice que sí, vayan juntos. Éso sí, ¡con las entradas tenés que invitar vos..!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *