Revista Look

Sociedad

El té, un clásico que suma fans

En nuestro país, beber té se ha convertido en una práctica con cada vez más seguidores. Cómo prepararlo correctamente. El secreto de los blends.

En la Argentina, el té suma adeptos día a día.

En nuestro país, la cultura que rodea a la ceremonia del té está creciendo de la mano del aumento de la cantidad de personas que optan por una vida más saludable y la existencia de variedades y sabores del mundo al alcance de la mano. “El té es mucho más saludable que el café, y si además de ser saludable te vas enterando de que hay miles de variedades y opciones para beber un rico té e infusiones, mejor aún”, explica Max Lucía, sommelier y blender de té, creador de la marca premium Delhi Tea.

Es usual cometer errores en la preparación por desconocimiento de los tiempos de infusión y el grado de temperatura de agua que necesita cada variedad. “Muchas personas buscan un sabor más intenso y dejan infusionar por un tiempo más prolongado al té o blend, pero lo único que logran de esta manera es que se arruine la infusión y se obtenga en la taza un licor amargo y astringente. Obviamente, sobre gustos no hay nada escrito, pero lo ideal es poner mayor cantidad de hebras o saquitos”, aconseja el especialista, al tiempo que ofrece algunos tips:

• El té blanco requiere una temperatura del agua entre 75° y 85° y un tiempo de infusión entre 3 y 5 minutos.

• El té verde requiere una temperatura del agua entre 60° y 75° y un tiempo de infusión entre 1 y 2 minutos.

• Las infusiones frutales requieren aproximadamente entre 75° y 90° y un tiempo de infusión que no sobrepase los 5 minutos.

Una variedad para cada momento

“Se recomienda empezar por los más fuertes y, a medida que pasa el día, ir disfrutando los más suaves. Por ejemplo, un buen té negro es preferible tomarlo en el desayuno o a media mañana, pero también está la costumbre de tomarlo en la merienda, estilo afternoon tea inglés, con pastelería y comidas ricas; mientras que los té verdes y los blancos son más aptos para tomar a media tarde o después de cenar”, indica Max Lucía.

En cuanto a los maridajes sobre cada tipo de té, el experto explica que lo más común es combinar los té verdes con pescados, vegetales, postres y dulces suaves, y frutas frescas, mientras que los té negros maridan mejor con quesos, dulces, pastelería especial y carnes; y un buen Pu Erh, junto a comidas especiadas.

29 de febrero de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *