Revista Look

Entrevistas

Eva De Dominici: “En la vida hay que dar pelea y no rendirse”

A punto de estrenar una película en la que hace de boxeadora, la mala de “Los Ricos no Piden Permiso” comparte sus secretos de belleza y confiesa su debilidad por los perfumes.

Eva De Dominici en LOOK de mayo.

En plena sala de espera de un consultorio odontológico, una nena bailaba frenéticamente y dibujaba las paredes. Cuando llegaba algún paciente, ella lo observaba un rato y luego lo imitaba en su propia cara. “¡Basta. Parece que estás cargando a mis pacientes!”, le decía avergonzada la odontóloga, que era nada menos que su mamá. Aquella niña intrépida a la que el arte le salía por los poros acaba de cumplir 21 años y, como no podía ser de otro modo, es actriz, profesión a la que se dedica desde los 10 años, cuando debutó en la telenovela infantil “Chiquitas”. Todos la conocen como Eva De Dominici, aunque su verdadero apellido es Quatrocci, y actualmente asume el rol de una villana odiosa en “Los Ricos no Piden Permiso”, la tira nocturna de El Trece.

–El mes pasado cumpliste 21 años pero ya tenés una década de trayectoria. ¿Cuándo sentiste que ya no eras una nena?
–No sé. Tengo muchas cosas de niña y también muchas de adulta. Está mezclado. Pero
sí me doy cuenta de que ya no soy tan “teen”, hay un crecimiento inevitable. Cuando a los
10 años hacés tiras para chicos, a los 17 te dan ganas de estar en cosas para adultos. A
mí me pasó que me fueron surgiendo ganas de hacer trabajos cada vez más jugados…

–¿Como tu protagónico en la película “Sangre en la Boca”, que estrena en agosto? Ahí interpretás a una boxeadora y ¡te animaste a un desnudo!
–Sí. La película tiene mucho sexo y también violencia. Ahí ya está… No soy una nena ni
de casualidad (ríe).

–Leonardo Sbaraglia, con quien hiciste esas escenas hot, era uno de tus actores favoritos. ¿No te dio miedo encarar un protagónico con él?
–Sí, pero por suerte estuvimos entrenando boxeo juntos durante dos meses, tiempo en
el que ganamos mucha confianza antes del rodaje. Además, más allá de toda la admiración que le tengo, a la hora de actuar me relajo. No lo veía como “Sbaraglia, el actor inmenso al que admiro”, sino como el personaje. Él interpreta a un boxeador maduro, a punto de retirarse.

Entrevista aparecida en LOOK de mayo. ¡Suscribite y leela completa!

11 de mayo de 2016

Fotos: Fabián Malavolta
Agradecimientos: Producción: Cinthia Cahue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *