Revista Look

Turismo

La Pachamama ofrendó el sol y sus vinos a Buenos Aires

La tucumana Amaicha del Valle presentó en CABA su oferta turística para el próximo verano, que incluye una nueva bodega comunitaria con los sabores del terroir calchaquí.

Amaicha del Valle Tucumán.

La Casa de Tucumán en Buenos Aires fue testigo del lanzamiento de la localidad de Amaicha del Valle como destino turístico para las próximas vacaciones, en una acción articulada entre el Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT) y la Comuna de Amaicha del Valle.

La representación de calle Suipacha 140 contó para este acto con la presencia de Sebastian Giobellina, presidente del EATT; Eduardo “Lalo” Nieva, cacique y comisionado comunal de Amaicha del Valle; el director de Turismo de la comuna, Sebastián Pastrana; la directora de Turismo de la Casa de Tucumán en Buenos Aires, Patricia Carmona; Doña Catalina Cruz, Pachamama y coplera; y Mario Arias, encargado de la Bodega Comunitaria Los Amaichas. Además, los acompañaron los artistas La Calandria del Valle, Sandra Martínez, el Dúo Kakán y los Comuneros de Amaicha. En la partida no estuvieron ausentes el vino, la calidez de su gente y las coplas; el primero le brindó su inconfundible terroir calchaquí en todo su esplendor, y el son de las cajas y la voz de Doña Cruz pusieron el sol de Amaicha en Buenos Aires.

La celebración de los 300 años de la Cédula Real emitida por la corona española en 1716, documento por el cual se reconocía el derecho de posesión comunitaria y ancestral del pueblo originario de Amaicha del Valle, fue también parte del acto de presentación que convocó a numerosos medios especializados y operadores invitados.

La cultura ancestral de los pueblos originarios, sus sabores regionales y su promisorio emprendimiento enoturístico junto a su invalorable clima fueron destacados por Giobellina al momento de tomar la palabra. “Es un orgullo para la provincia y el país tener este tipo de establecimientos vitivinícolas y del formato de producción y comercialización a ‘precio justo’ que integra de forma sustentable a la comunidad con el turismo”, sostuvo, y resaltó que “ésta es la tercera bodega en el mundo de este tipo, que sigue a las preexistentes en Canadá y Australia, que produce un excelente vino, ejemplo de interacción y cooperativismo de toda una Comunidad que se encolumnó detrás de un proyecto que hoy ya es una realidad”. La edificación de la bodega estuvo en manos de comuneros que utilizaron el pircado como técnica ancestral de elevación de muros para el desarrollo de habitáculos circulares interconectados, con materiales de la zona.

Por su parte, Eduardo Nieva expresó: ”Amaicha es tierra de festivales y de profunda identidad calchaquí, que marca el camino para miles de turistas que cada año nos visitan en febrero para celebrar la elección de la Madre Tierra, la Pachamama,. Hoy sumamos un nuevo atractivo que es el enoturismo en nuestra bodega comunitaria y queremos invitarlos a disfrutar de esta experiencia en nuestro pueblo”.

Las primeras etiquetas de Amaicha del Valle y su bodega comunitaria, “Sumak Kawsay” (Saber Vivir) y “Kusilla Kusilla” (la tradicional invocación a la Pachamama “sé propicia, sé generosa”), fueron dadas a conocer a la prensa con la promesa de continuar en el camino de la producción sustentable y con nuevas cepas, según aseguró Mario Arias, encargado de la elaboración del vino.

Finalmente, el director de Turismo, Pastrana, manifestó: “Esto es un sueño hecho realidad. Tenemos actividades, servicios y gente con muchas ganas de recibir a los visitantes”, al tiempo que agradeció el apoyo del presidente de EATT y el equipo de la Casa de Tucumán en Buenos Aires. “Se demuestra que sí se pueden hacer cosas que ayuden al posicionamiento y la promoción de nuestro territorio comunitario: la misión está cumplida”, cerró.

FUENTE: Ente Tucumán Turismo

27 de junio de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *