Revista Look

Creadores

Cumbre de creatividad y tendencias

Tuvo lugar en la Universidad de Palermo. 205 jóvenes presentaron sus proyectos de distintas ramas del diseño ante importantes jurados, que evaluaron su producción.

Cumbre de creatividad y tendencias

¿Imaginaste alguna vez tener la chance de ser un experto en el arte, la cultura, las comunicaciones, el diseño o los negocios gracias al apoyo y los consejos de maestros? La Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo lo hizo posible con la primera edición de la Cumbre de creatividad y tendencias. Performances en vivo, maniquíes, videos, audios y gigantografías fueron la alternativa o complemento que los más de 200 jóvenes latinoamericanos utilizaron antes que los clásicos Power Points para demostrar, de forma creativa, sus emprendimientos tendencieros o ideas innovadoras de negocios ante profesionales destacados de diez rubros, como fueron Vero Alfie, Zorrito Von Quintiero, Maru Botana y Benito Fernández, entre otros.

La cita fue el pasado viernes 29 de julio en Jean Jaures 932, CABA, y apuntó a promover obras, proyectos y emprendimientos con características innovadoras, experimentales, diferentes, transgresoras y provocadoras que expresen las tendencias emergentes contemporáneas. Fueron 205 proyectos elegidos entre los 432 presentados por jóvenes menores de 40 años y oriundos de la Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Perú, Uruguay y Venezuela.

Todos los jóvenes participantes tuvieron la oportunidad de mostrar durante siete minutos cuál es su emprendimiento, cómo lo desarrollan y qué buscan potenciar. Del otro lado estaban los maestros, destacadas personalidades listas para escuchar, orientar y aconsejar a los jóvenes a partir de sus trayectorias exitosas en los rubro de artes visuales, cine y televisión, fotografía, interiorismo, multimedia digital, diseño gráfico, teatro y espectáculos, gestión y organización cultural, emprendimientos y negocios, comunicación publicitaria y relaciones públicas, moda, belleza, dirección de arte y producción musical, diseño Industrial, y negocios gourmet.

“Benito Fernández me criticó bastante. No le gustaban las telas, ni las texturas pero fue muy gratificante que él me guiara y aconsejara para no tropezar. Todo lo que él dice para mí es palabra santa y voy a seguir sus consejos”, contaba una joven a la salida de la comisión de moda. Y ese era el espíritu de la Cumbre: exponer, escuchar y aprender, para ambas partes.

Justamente la comisión de moda fue la más convocante, con 32 proyectos presentados entre el turno mañana y tarde. El diseñador Benito Fernández aconsejó seguir una imagen propia, mientras que Claudio Cosano, maestro en diseño de alta costura, incentivó a “animarse a lo distinto y lo atrevido para llamar la atención”. Vero Alfie siguió
con esa premisa y destacó a los jóvenes de su comisión que “el mundo de hoy en la moda y el diseño es el de la especialización”, por lo que hay que buscan diferenciar y potenciar ese diferencial. “Quienes cuentan con pocos recursos deben enfocarse en uno o pocos productos que tengan mercado para poder explotar la idea. Hay que crear colecciones cerradas e interesantes, que puedan ser lanzadas por uno u ofrecérselas a otros. Ninguna marca se niega ante una buena idea y un producto de calidad.”, apuntó la maestra en diseño de indumentaria.

El camino del emprendedor, sin embargo, conlleva trabajo duro, además de la faceta creativa. Para el productor Claudio Villarruel, la formula consiste en 99% disciplina y 1% inspiración. Mientras otros destacaron que uno de los errores más comunes entre los emprendedores fue el querer abarcar demasiado. Los maestros recomendaron focalizarse para no dispersarse.

Los expertos también coincidieron en la importancia de encontrar el equilibro para hacer lo que a uno le gusta pero que a la vez sea rentable. Para ello, hay que ofrecer cosas atractivas y entretenidas y diseñar pensando no solamente en el producto, sino también en el contexto, en quién lo va a usar y de qué manera. Internet ofrece múltiples posibilidades para recabar información e interactuar a un bajo costo.

La experiencia fue sumamente satisfactoria: los jóvenes contagiaban su entusiasmo a los maestros y estos, a su vez, se exaltaban ante las propuestas, a las que destacaron sus puntos fuertes y débiles, brindaron soluciones y vías de financiamiento y aportaron su guiño para hacerse un lugar en el rubro del diseño a exponer. ¿El resultado? Una verdadera simbiosis. Los profesionales acababan pasándose así de los siete minutos que, en principio, tenían para dar su devolución a cada proyecto, quedaban maravillados ante algunos de los emprendimientos y hasta invitaron a los emprendedores a darse una vuelta por sus negocios o incluso, colaborar en sus compañías. Los emprendedores volvían a sus asientos muy contentos luego de exponer para continuar escuchando los demás proyectos. Porque no sólo lo que cada maestro decía a su propuesta era importante para los jóvenes: todo lo que los profesionales destacaron a los presentes resultó útil.

08 de agosto de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *