Revista Look

Belleza

El tónico casero que reemplazará (casi) todos tus productos de belleza

Te traemos la receta y te contamos cómo se usa, para qué sirve y por qué deberías probarlo hoy mismo.

agua de rosas

¿Ya sabés de cuál hablamos? Se trata del agua de rosas, el secreto de belleza que nuestras madres o abuelas ya conocían.

Es muy sencilla de hacer, cien por ciento natural y funciona como desmaquillante, hidratante y descongestivo porque contiene vitaminas B, E y C.

Las vitamina B y E disminuyen la rojez en pieles con rosácea o acné, también la inflamación en ojeras, en la piel recién depilada e incluso remueven el maquillaje a prueba de agua. La vitamina C relaja la piel, suavizando manchas, estrías o arrugas.

Pero no sólo se puede usar como tratamiento facial. Es ideal para acompañar un baño relajante, se aplica también en el pelo para fortificarlo, perfuma la ropa y suele usarse como ingrediente de cocina.

¿Cómo hacer el agua de rosas en casa? Con pétalos de rosas (preferentemente orgánicas) o con aceite esencial de rosas. La receta cambia según el ingrediente que se haya conseguido pero siempre se conjuga con agua destilada o mineral.

La fórmula más común consta de poner una cacerola con agua al fuego, dejarla hervir, bajar el fuego, verter los pétalos de rosa frescos y tapas la cacerola. El vapor extraerá el aceite de las rosas. Hay que dejar la preparación hasta que los pétalos se vean decolorados. Luego se cuela la mezcla colocando el agua en un recipiente para hasta que baje su temperatura. Se debe conservar en la heladera.

De comprar agua de rosas por internet o en perfumerías, hay que tener cuidado de que no contenga colorantes ni aromatizantes de ningún tipo.

¿Lista/o para probar el agua de rosas? ¡Contanos tu experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *